Actualidad

Institución Mexicana vinculada a la Prospectiva cita publicación de Sergio Bitar

Atendiendo el informe de la ONU titulado “La Prospectiva Estratégica para los Programas de Desarrollo Post-2015 “, y reconociendo el papel fundamental de la prospectiva estratégica en la resolución de problemas económicos y sociales en los países en desarrollo por medio de la ciencia y tecnología, Sergio Bitar establece en el presente artículo, una serie de áreas de oportunidad sobre las cuales es necesario que dichas naciones destinen especial atención.

En cuatro puntos, nuestro autor nos explica la manera de aproximarnos a un máximo aprovechamiento de la tecnología para el mejoramiento de las condiciones sociales, políticas y económicas de un país:

¿Para qué reforzar las capacidades prospectivas?
En principio, porque la contemplación y el alcance de las metas para alcanzar el Desarrollo Sustentable, requiere de unidades especializadas en Prospectiva. ¿Por qué? Debido a la excesiva confianza que se ha tenido en el mercado, se ha vuelto necesaria la evolución de la planeación tradicional, para de esta manera, disminuir la incertidumbre que las dinámicas económicas causan al desarrollo de Estado.

En este sentido, Sergio Bitar establece una crítica acerca del diminuto interés por parte de algunas instituciones de países en vías de desarrollo, entre ellas gobiernos, legislaturas, corporaciones, universidades y grupos de reflexión, que durante las últimas décadas han orientado esfuerzos simplemente a la preparación de informes a largo plazo acerca de temas alejados del diseño de políticas, mientras que en países desarrollados, se ha incrementado la capacidad de establecer escenarios en múltiples campos, resaltando la urgencia de ampliar la visión de planeación.

Asimismo, tomando en cuenta el aumento de la competitividad tecnológica global, es menester de los gobiernos del mundo, identificar los riesgos y beneficios que dicha actividad implica en orden de aminorar la brecha en la productividad y la innovación y, por tanto, evitar el aumento y/o disminución de las desigualdades existentes.

Acerca de los tres puntos anteriores, nuestro autor identifica un listado de acciones necesarias para que los países mejoren su capacidad de de previsión, entre las que se encuentran:

Evolucionar de la planificación tradicional al análisis prospectivo y establecimiento de escenarios, permitiendo posteriormente el establecimiento de estrategias y acciones viables.
Integrar al análisis nacional, riesgos y oportunidades globales, ampliando la perspectiva, y al mismo tiempo, identificando la forma en que estos pueden afectar a los objetivos nacionales.
Realizar análisis con enfoque sistémico, incluyendo factores económicos, demográficos, sociales, tecnológicos, gubernamentales, urbanos, ambientales, así como tendencias y cambios en el juego.
Ampliar el debate acerca de temas políticos y sociales fortaleciendo el proceso de comunicación, realizando consultas y debates interactivos, pasando de únicamente la participación de expertos, a la integración de la ciudadanía a dichas actividades.
¿Qué desafíos tienen que prever los países en desarrollo?
La presente reflexión se fundamenta en las expectativas de impacto de las tendencias mundiales con respecto a los objetivos nacionales, cuestión que convierte imprescindible el comenzar a identificar áreas prioritarias para la acción. Es así que Sergio Bitar señala seis tendencias globales que habrán de influenciar el futuro de los países en desarrollo:

1) El impacto de la tecnología con respecto a los cambios sustanciales en la producción, el empleo, el bienestar, gobernabilidad, y las relaciones humanas. Por ejemplo: la ingeniería de tejidos, nano y biotecnología, impresión 3D, el Internet de las cosas, energía solar y otras fuentes de la energía verde, y la robótica.

2) La escasez de recursos naturales y el impacto de estos sobre el suministro de alimentos, la obtención de energía y minerales, así como la modificación de la demanda y las innovaciones tecnológicas para reemplazar esos recursos.

3) Los cambios demográficos y el desplazamiento del poder económico y político hacia el Este y Sur, surgiendo nuevos mercados, aumentando las clases medias, aunado al envejecimiento de la población y la migración.

4) La urbanización y el crecimiento de las ciudades que resulta en concentración de la población, así como la creciente demanda de infraestructura y servicios básicos para mejorar la calidad de la vida y la competitividad de las ciudades.

5) El cambio climático que afectará a la agricultura, los desastres naturales, el agua y sequías. Oportunidades de “crecimiento verde” y la creciente conciencia ciudadana acerca de los problemas globales derivados del cambio climático.

Acerca de este punto, Bitar destaca la contribución tan significativa que resultaría la mejora de la organización y la eficacia del Estado por medio de la capacitación de sus funcionarios públicos, para en un primer momento elevar los niveles de confianza y participación ciudadana, y en uno segundo, el logro de los objetivos de desarrollo sostenible.

6) La gobernabilidad democrática será alcanzada por medio de las nuevas tecnologías de la comunicación, permitiendo la elevación de la transparencia y el fortalecimiento la seguridad, para lo que se plantea un análisis periódico de las amenazas de la delincuencia organizada, además de la de tipo cibernético con la finalidad de anticipar medidas institucionales y de comportamiento social.

Por otra parte, Bitar apunta que las principales debilidades de los gobiernos de los países en desarrollo, especialmente en América Latina, se relacionan con el descuido de objetivos estratégicos, aunado a la omisión de tendencias globales, especialmente en los aspectos siguientes:

1) Avance de la democracia. Empoderamiento del ciudadano; fortalecimiento de la gobernabilidad local y desarrollo de la sociedad civil; transparencia; protección de derechos de grupos vulnerables; seguridad; y asegurar acuerdos internacionales sobre la gobernanza democrática global.

2) Transformación de la estructura productiva. Creciente competitividad y especialización; instituir la gestión macroeconómica; puestos de trabajo dignos y capacitación de los trabajadores; garantizar una educación igualitaria de alta calidad para todos; apoyo a la innovación tecnológica y al desarrollo de las pequeñas y medianas empresas (PYME).

3) La inclusión social. Reducción de la pobreza y la desigualdad; eliminación de la discriminación; creación de un contexto social red de asistencia; prestación de servicios públicos de alta calidad bienes y servicios, incluida la vivienda, la asistencia sanitaria, y la educación; creación de espacios públicos colectivos en ciudades; la expansión del transporte público y digitales redes de comunicaciones.

4) La cooperación regional y la integración. Ampliando el mercado regional; llegar a acuerdos sobre el comercio, de inversión, impuestos, proyectos de infraestructura y energía; y la coordinación política y la acción conjunta para garantizar normas globales justas y provocar cambios en internacional instituciones y gobernabilidad mundial de apoyo.

5) Acción sobre el cambio climático. Seguridad alimentaria; prevención de desastres naturales; desarrollo de tecnologías verdes; y la eficiencia uso de la energía, el agua y la infraestructura.

Entre las áreas que merecen mayor atención para nuestro autor, por su importancia en la implementación de las metas de desarrollo sustentable:

Educación: Los objetivos de desarrollo sostenible para 2030 en educación incluirán avances en la ciencia, la tecnología, ingeniería, matemáticas (STEM), el aprendizaje de larga duración (LLL), y la reducción del porcentaje de estudiantes con rendimiento insatisfactorio en matemáticas y lectura.

Recursos naturales: Aumento en tecnologías avanzadas e infraestructura para atender a la demanda mundial de alimentos y productos, reduciendo las emisiones de CO2, además de eficientar el uso de energía y agua. Incremento en la exigencia gubernamental para la gestión de las empresas públicas, de la mano de impuestos y reformas que les permitan retener una mayor proporción de ingresos fiscales.

Asia (China en particular): Se vislumbra un impacto sustancial en la estructura de los derechos económicos, el poder tecnológico y político global, así como en la innovación. El monitoreo y los estudios prospectivos son importantes para explorar los posibles riesgos (ciclos de crecimiento y los precios de los productos), así como para identificar las oportunidades para ampliar el comercio y la inversión de América Latina, Asia y África.

Gobierno: Con el mejoramiento de la educación, el crecimiento de las clases medias, la urbanización, autonomía personal y la expansión acelerada de las tecnologías de la comunicación, la acción gubernamental se verá puesta a prueba en aspectos como la transparencia, el respeto de los derechos humanos, la lucha contra la corrupción, y la movilización social para la mejora de la igualdad de derechos, por lo que será indispensable la consolidación de la gobernabilidad para lograr un desarrollo sostenible en este ámbito.

En su estudio reciente, ” Mejorando la gobernanza para las metas de Desarrollo Sostenible Post-2015: Escenario La previsión para los próximos 50 años “, Devin Joshi , Barry Hughes , y Josef Korbel cubren 183 países y destacan los siguientes factores que deben ser abordados con el fin de lograr un mejor gobierno:
La educación de las mujeres;
Desempleo juvenil y conflicto social
La trampa del ingreso medio: no hay trabajo ni habilidades;
La débil capacidad de los países en desarrollo para superar la dependencia de los productos básicos y la baja productividad; y
Democracias híbridas e inestables (elecciones, pero gobiernos autoritarios).
Las nuevas instituciones dedicadas a la Prospectiva Estratégica.

Los criterios necesarios para la creación o mejora de instituciones encargadas de realizar prospectiva estratégica, se enuncian a continuación:

Transformación de oficinas o ministerios de planificación en órganos de asesoramiento al presidente o primer ministro, conformados por expertos autónomos que proporcionen análisis interdisciplinarios consistentes de los escenarios que signifiquen retos globales a medio y largo plazo en diferentes áreas, con el propósito de identificar oportunidades o crisis potenciales, así como datos y criterios para diseñar e implementar políticas .

A pesar de la información disponible acerca de las posibilidades futuras, la toma de decisiones no deberá bajo ninguna circunstancia, distanciarse del corto plazo. De lo contrario, serán consideradas irrelevantes y perderán influencia.
Deberán promover el diálogo institucionalizado entre lpúblico-privadas deberá ser institucionalizado. Generar debates nacionales acerca de los escenarios y opciones sobre los principales objetivos nacionales de largo plazo.
Los pronósticos tecnológicos deben implicar la coordinación entre la sociedad civil organizaciones y agencias gubernamentales sobre prioridad de cuestiones. Las redes regionales serán útiles para los países presentando desafíos sociales y productivas similares.
La capacidad de previsión también debe desarrollarse en cuerpos legislativos; centros Autónomos y universidades, empresas, y organizaciones sociales
Supervisar la aplicación.

Compromiso político con la prospectiva estratégica para la instalación de instituciones y mejorar la gestión pública.
La Prospectiva Estratégica y la Política.
Finalmente, Sergio Bitar reconoce la relación tan estrecha que debe existir entre el gobierno y la prospectiva estratégica, ya que mediante la integración de su estructura institucional para con la sociedad misma a través de diversos mecanismos como el liderazgo, la comunicación y participación por medio de foros, debates e informes haciendo uso de la narrativa de los estudios prospectivos, fortalecerá la gestión pública ante los desafíos nacionales e internacionales más relevantes y complejos.

Asimismo, el buen gobierno requiere satisfacer demandas sociales y lograr un apoyo electoral. Los estudios y las estrategias pueden ayudar a mejorar las políticas, diseñadas para reducir la brecha entre las expectativas y la capacidad de ejecución. ¿Cómo lograr este objetivo? Echando mano de la ciencia y la tecnología para el diseño coherente de las mismas, contemplando a la vez, la legislación nacional así como modelos, realidades, estructuras, comportamientos y valores.

Volver a Actualidad
<blockquote>
	<!-- text -->
</blockquote>

..............................................................................................................................................................................................................................................