PAULA SOLAR O. Directora Ejecutiva Consejo Chileno de Prospectiva y Estrategia

¿Como avanzar en medio de la crisis?

Hay quienes vieron venir la crisis social que vive actualmente nuestro país, sin embargo, son muy pocos los que fueron capaces de prospectar su magnitud. Tomando en cuenta ello, cabe preguntarse dos cosas: ¿Cómo el Gobierno puede tomar decisiones que logren apaciguar a la población de la manera mas confiable posible?, y ¿como armar una estrategia que permita avanzar en una agenda social y al mismo tiempo seguir creciendo como país?. La respuesta a ambas preguntas es la misma, se llama prospectiva, y consiste en analizar los futuros probables, para planificar tomando en cuenta las posibles consecuencias de dichas decisiones.

Lo primero que uno se pregunta, es que si habían grupos que sabían que esta crisis social podía suceder, ¿por qué no hicieron nada para evitarlo?. Esta crisis corresponde a sólo uno de los escenarios posibles que se han prospectado, y estos análisis no han venido desde grupos de gobierno, si no que desde grupos académicos alejados de la toma de decisiones. Es por ello que hemos planteado desde el año 2013 la necesidad de tener un organismo estatal, que sea capaz de prospectar escenarios posibles y relevantes para el país, y que en base a ellos diseñe alarmas, planes de contingencia, y hojas de ruta. Todo esto nos permitiría alejarnos de escenarios posibles pero indeseados, y nos acercaría a escenarios posibles y deseados.

Para prospectar escenarios posibles, o en otras palabras, para visualizar futuros escenarios posibles, es necesario levantar información con expertos de diferentes áreas, lo que requiere un trabajo multidisciplinar y sistemático. Con la información levantada es necesario tener un equipo que sea capaz de tomar toda la información levantada y redactar los posibles escenarios y sus consecuencias. Parece ser una forma lógica de hacer política, sin embargo no se utiliza. Esta falta de preparación, visión y planificación del mediano y largo plazo nos ha dejado en una trampa, en donde tenemos a los gobiernos preocupados de la inmediatez y la ideología, dejando el futuro de los países a la deriva. Sin metas y planificaciones de largo plazo, el desarrollo se ve meramente como un sueño. Si mezclamos la urgencia de solucionar los problemas de la inmediatez, con la crisis social actual, el resultado puede ser desastroso. Es de enorme importancia diseñar una estrategia que nos permita salir de esta crisis, y obtener la mayor cantidad de avances sociales posibles, con las menores pérdidas económicas, todo ello anticipándose a las posibles respuestas que tenga la población a dichas medidas.

Para poder llevar a cabo este enorme desafío, necesitamos un organismo del estado como coordinador, el cual tenga injerencia en la toma de decisiones. Este organismo debe tener un alto poder de convocatoria para recoger aportes de expertos en áreas diversas y de diferentes actores de la sociedad, y debe estar preparado para trabajar con grupos muldisciplinarios, multiculturales y de estratos socioeconómicos diversos. Si no logra esta convocatoria, el esfuerzo será estéril, ya que no logrará anticiparse de manera correcta, asumirá consecuencias poco probables y creará una estrategia con altas posibilidades de fracaso.  Hoy ese fracaso no le conviene a nadie, nadie quiere un país en recesión.

En resumen, la respuesta para salir de esta crisis social, con las menores consecuencias económicas posibles, y llevarnos al camino del desarrollo, haciéndonos crecer como país con todos y de manera sustentable, existe. El único problema es que nadie por si solo tiene esa respuesta, hay que construirla y existen las metodologías para hacerlo posible. Las preguntas son: ¿el Gobierno será capaz de construir esta anhelada respuesta?, ¿Dejará de lado las convicciones y las ideologías para hacer política basada en la evidencia?.

 

Volver a Columnas

 

<blockquote>
	<!-- text -->
</blockquote>

..............................................................................................................................................................................................................................................